Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

El tratamiento anti-edad por excelencia

Se trata de una técnica novedosa en la que mediante una extracción de sangre se aíslan y utilizan los factores de crecimiento (sustancias bio-estimulantes) presentes en el plasma del propio paciente con el fin de estimular, potenciar y acelerar la regeneración de los tejidos.

Es un tratamiento muy usado actualmente para tratar la piel de la cara, cuello, escote y manos.

Tras aislar los factores de crecimiento del plasma del paciente se aplican en la piel, produciendo un aumento del grosor, tersura y luminosidad de la piel, mitigando los efectos del envejecimiento.

El tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas tiene excelentes resultados, visibles a partir de los 30 días de su administración.

Se recomiendan 3 sesiones iniciales, con un mantenimiento posterior cada 3 o 6 meses según cada caso.